La planificación


General Emilio Mola Vidal
General Emilio Mola Vidal

El 1 de enero el jefe del Ejército del Norte, General Emilio Mola, propone a Franco una idea elaborada por el jefe de la División de Soria, General Moscardó: montar un importante ataque sobre la carretera de Aragón. El objetivo principal de la operación sería el corte de las comunicaciones con Levante, enlazando con las fuerzas situadas en el Jarama cerrando mas la bolsa en torno a Madrid.

El Cuartel General de Franco devuelve el proyecto para que sea estudiardo más a fondo, pero un nuevo factor influirá en el desarrollo de esta idea. Desde diciembre de 1936, batallones italianos se han incorporado al ejercito nacional, en concreto al frente de Málaga. Tras la derrota republicana en este frente, las «fuerzas legionarias» quedan libres y sus generales, siguiendo instrucciones de Mussolini y del conde Ciano, ministro de asuntos exteriores, exigen un nuevo frente de intervención. El 15 de febrero, en un escrito dirigido por el general Mola al general Moscardó, se habla por primera vez de la participación de tropas italianas en esta operación.

En un informe del 23 de febrero ya se recoge la planificación del ataque tal y como se llevó a cabo. Las tropas italianas avanzarían entre el rio Tajuña y los rios Dulce, Badiel y Henares teniendo como eje principal la carretera Madrid-Zaragoza. Su zona de acción comprendería por la izquierda la línea Navalpotro – Torrecuadrada – Masegoso – curso del Tajuña hasta Brihuega –  Caspueñas – Guadalajara, y por la derecha la línea Mandayona – Argecilla – curso del Badiel – Cañizar – Guadalajara.

Fases previstas para el ataque en el frente de Guadalajara

La II Brigada de la División Soria se dividiria en dos columnas, una avanzaria sobre la carretera Almazán – Guadalajara y otra desde Hiendelaencina hacia Cogolludo y Puebla de Beleña. La primera debía mantener el contacto con las tropas italianas, cosa difícil dado el carácter motorizado de estas últimas, mientras que la segunda debería enlazar con las tropas nacionales de la I Brigada establecidas en Somosierra, desde donde, salvando el embalse de Lozoya, atacaría la I Brigada de la División Soria hacia El Berrueco, Torrelaguna, El Molar, llegando hasta San Agustín y sominar así el nudo de comunicaciones de Colmenar Viejo.

Otros posibles acciones planteadas eran, por una parte, el ataque en el frente del Jarama para alcanzar Arganda y Perales de Tajuña en una primera fase y, en una segunda, Loeches, Pozuelo del Rey y Campo Real, contemplándose la posibilidad de llegar incluso a Alcalá de Henares. También se consideró el ataque de la División de Ávila sobre El Escorial, para enlazar con la División Soria en Colmenar Viejo y con la División Reforzada de Madrid en Las Rozas.

El 28 de febrero el Cuartel General de Franco realiza un informe analizando los pros y los contras de la ofensiva y que recoge la posible reacción republicana ante un ataque en Guadalajara: 1º) traslado al frente de gran parte de sus fuerzas debilitando otros como el del Jarama, 2º) no hacer ese movimiento de tropas facilitando el avance nacional debido a una menor resistencia, 3º) dividir las fuerzas entre ambos frentes, o 4º) abandonar Madrid retirándose hacie el este o bien encerrarse en la capital para resistir el asedio. Casi de inmediato se descartan las dos últimas opciones.

Las fases para realizar la operación serían las siguientes:

  • 1ª fase – C.T.V. : Almadrones – Hontanares – Cogollor – Masegoso. II Brigada : Castejón del Henares, Argecilla y Ledanca.
  • 2ª fase – C.T.V. : Muduex – Brihuega. II Brigada : Jadraque – Miralrío
  • 3ª fase – C.T.V. : Torre del Burgo – Torija – Caspueñas. II Brigada : Cogolludo- Espinosa- Padilla.
  • 4ª fase – C.T.V. : toma de Guadalajara. II Brigada : Puebla de Beleña – Taragudo – Hita

En la Orden de operación del C.T.V. núm. 12. , de fecha 4 de marzo, se define el esquema de su avance: la 2ª División, reforzada con dos grupos de banderas, sería la encargada de realizar la ruptura del frente. Una vez vencida la resistencia del enemigo, la 3ª División avanzaría rápidamente en sus transportes motorizados sobre Guadalajara, encargándose la 2ª del flanco izquierdo. Las divisiones 1ª y 4ª quedarían como reserva.

General José Miaja
General José Miaja

Mientras tanto, el General Miaja reestructura sus tropas creando el Ejército del Centro. Estaba formado por tres Cuerpos de Ejercito, además de las divisiones IX y XII. Ésta última, la mando del Coronel Lacalle, cubría el sector de Guadalajara y contaba con cinco Brigadas: XLVIII, XLIX, L LXXI y LXXII. En total unos 10.700 hombres y 15 piezas de artillería.

En los últimos días de febrero el mando republicano recibe informes, sobre una concentración de tropas entre Soria y Sigüenza, con abundante moviemiento de vehículos, por lo Miaja decide hacer una visita al frente. Tras dicha visita, Miaja ordena a Paulov situar en Torija una compañía de carros como refuerzo de las tropas de Lacalle con estas palabras:

Ordene que antes de las siete de la mañana, de mañana día ocho, se sitúe en Torija una compañía de carros, caso de ataque enemigo en el frente de Algora o en el de Saelices

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s